¿Por qué algunas culturas son más propensas al juego que otras?

Según los últimos estudios, en la sociedad contemporánea, los juegos de azar han logrado una difusión sin precedentes. En los últimos años, también se ha registrado un aumento de jugadores online, gracias a la masificación del uso de Internet.

Hoy en día, en comparación con años anteriores, los juegos han evolucionado y ahora los juegos se centran en la exaltación del riesgo, “El que no arriesga no gana”, en una sociedad donde el juego se ha convertido en una actividad rutinaria y normal.

La sociedad y el juego evolucionan juntos

El juego es algo primordial para la sociedad humana, ya que es mediante el juego que los niños se van adaptando a la sociedad en la que viven, además es fundamental para su desarrollo mental y cognitivo.

Así como va evolucionando la sociedad, los sitios de juego y diversión también han evolucionado. En cualquier ciudad y en cualquier lugar encontramos lugares para entretenernos. Pero lugar aparte merecen los juegos de azar y de apuestas, los cuales se están convirtiendo en el entretenimiento preferido por los adultos.

Los jóvenes de hoy en día, sobre todo en la sociedad occidental y particularmente en los países más desarrollados, están jugando cada vez más, debido al fácil acceso a Internet y a la proliferación de juegos en línea.

Pero no son solo los jóvenes los que se dejan seducir por los juegos en línea. El hombre moderno, tan agobiado por el trabajo y las responsabilidades, busca en los juegos de azar que encuentra por Internet, una alternativa rápida y fácil de diversión y entretenimiento.

¿Por qué algunas culturas son más propensas al juego que otras?

Pero el juego de azar y las apuestas no se han expandido en todas partes por igual. Como mencionamos en párrafos anteriores, es en la sociedad occidental donde ha ocurrido con mayor velocidad y fuerza el auge de los juegos de azar. Y tiene su explicación.

Los trabajos mejor remunerados permiten un excedente de dinero que puede usarse para la diversión, y obviamente para jugar. Claro que la cultura también influye, los jóvenes occidentales tienen mayor libertad e independencia desde temprana edad. Y están muy inmersos en la cultura del juego y las apuestas.

Pero en los países orientales, y en particular los de oriente medio, es totalmente diferente. Por imposición religiosa, que les prohíbe beber alcohol y los juegos de azar, en los países musulmanes no hay lugares como los casinos y las casas de apuestas.

En países como china y La India, en los últimos años se ha venido experimentando un gran crecimiento económico, lo cual ha permitido a un cada vez más creciente número de personas asistir a los sitios de juego y diversión que van expandiéndose a gran velocidad

Definitivamente el juego y la cultura están íntimamente ligados, y la evolución de la sociedad también genera una evolución o cambio en la forma en la que las personas juegan y apuestan.

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *